Bienestar emocional: Claves para una vida equilibrada.

Hay muchas dudas cuando en la sociedad se habla de bienestar emocional, sin saber cómo definirla o a que se refiere, para ello lo primero que hoy hablaremos sobre que es el bienestar emocional y como las emociones afectan de una forma u otra al estado de ánimo y al día a día de cada persona.

¿Qué es el bienestar emocional?

Podemos definir bienestar emocional como el estado de ánimo en el cual nos sentimos bien, tranquilos, percibimos que dominamos nuestras emociones y somos capaces de hacer frente a las presiones del día a día.

Para lograr el bienestar emocional necesitamos encontrar el balance en todos los aspectos de nuestra vida: física, mental y espiritual. Disfrutar de la vida y al mismo tiempo afrontar los problemas diarios que van surgiendo.

A diario se dan situaciones en las cuales se deben desarrollar una toma de decisiones, lidiar con situaciones no deseables. Para afrontarlas el tener una buena actitud para que estas situaciones no tomen el control de nuestras emociones.

Hay veces en las que es normal sentir malestar. Emociones como la tristeza, la preocupación, el temor, inquietud o incertidumbre son habituales en situaciones que ocurren en la vida cotidiana. Estos sentimientos, aunque comunes, no se deben prolongar en el tiempo, ya que de esta forma pueden convertirse en un problema que obstaculiza la vida diaria.

Emociones ¿Qué son y para qué sirven?

Para conocer y entender el bienestar emocional, debemos entender que son las emociones. Según el servicio e información de la Comunidad de Madrid:
“La emoción es una compleja combinación entre lo que percibes, cómo reacciona tu cuerpo y lo que te motiva a actuar. Todo ello produce en las personas un estado psicológico global que puede ser positivo o negativo, de poca o mucha intensidad y de corta o larga duración y que produce una expresión gestual que puede ser identificada por las demás personas.”

Las emociones se pueden clasificar según su cantidad, función o según su carácter. Esta división existe gracias a Robert Plutchick y Paul Ekman, los dos investigadores más reconocidos internacionalmente en el campo de las emociones.

Psicología positiva y como puede ayudarte.

La psicología positiva es una rama de la psicología que afecta de forma directa al bienestar emocional. Podría definirse como el estudio científico de la felicidad sin abandonar aquello que nos hace infelices.
Algunas de las principales características de la psicología positiva son:
● Da mayor relevancia a aquellas actividades que son realizadas de forma correcta.
● Posibilita a enfrentar posibles fracasos.
● Favorece la autoestima.
● Desarrolla el liderazgo.

Bienestar emocional y relaciones interpersonales.

El bienestar emocional y las relaciones interpersonales están entrelazados en el tejido de la vida cotidiana. Las emociones y habilidades afectan de una forma directa a como las personas se relacionan.

Uno de los aspectos más importantes para establecer relaciones es la forma de comunicarse. Para que una comunicación se dé de forma efectiva hay una serie de directrices o reglas para que estas se den de forma apropiada.

Una de las principales características para tener en cuenta es la empatía, que es una habilidad clave en el bienestar y la salud mental debido a que gracias a ella podemos conectarnos con los demás. También nos permite ser consciente de la situación y el estado emocional de cada persona.

Otro factor clave para mejorar el bienestar emocional en las relaciones interpersonales es el expresar emociones y sentimientos de manera que la comunicación no dé pie a malinterpretarse o que se pueda considerar de alguna manera “comunicación violenta”.

Estos son algunos de los factores claves por los cuales una comunicación puede afectar de forma positiva al bienestar emocional, puedes consultar más sobre el cómo comunicarnos en el curso de Comunicación no Violenta.

 

Habilidades para el bienestar emocional

Hay una serie de habilidades o “trucos” para mejorar el bienestar emocional individual.

– Conocerse a uno mismo: Conocerse y ser capaz de identificar lo que nos pasa es necesario para que emocionalmente estemos en calma, sabiendo como expresarlo. Muchas veces se da el caso de que no conocemos la persona con la que convivimos 24 horas al día, siendo nosotros mismos.
– Interacción social: Relacionarse es un método que funciona favorablemente para reducir el estrés y sentir que hay alguien de manera incondicional que te acompaña, alguien con quien puedes sentirte 100%.
– Aceptarse a uno mismo: Uno de los principales motivos por los cuales el bienestar emocional empeora o se estanca es debido a que a lo largo de nuestra vida surge nuestra incapacidad de aceptarnos tal y como somos. Aceptaré a uno mismo supone una mejora de autoestima conociendo nuestras fortalezas y debilidades.
– Pedir ayuda: Sentirse de forma desbordada en ocasiones es inevitable. Se debe saber cómo lidiar con ello y si de forma individual no se puede, pedir ayuda es lo adecuado, ya sea hablar con un familiar o amigo o recurrir a los servicios de un profesional.

Desde ASISPA Formación, ponemos a disposición de los profesionales de la atención sociosanitaria un curso habilidades para el bienestar psicológico. ¡Infórmate!

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer mejor la importancia del bienestar emocional y porque es tan importante para desarrollar un día a día equilibrado.

X